Automatización en los Recursos Humanos: cómo hacer una buena implementación

Cuando hablamos de la automatización en los Recursos Humanos, muchas personas se centran en los costes y trabajos actuales sin tener  en cuenta el futuro. De hecho,  se pasa por alto en la importancia de cosechar las recompensas a largo plazo de la automatización y en la necesidad de seguir un buen proceso de implementación

Cuando la automatización en los Recursos Humanos se implementa como una solución rápida, los fallos pueden aparecer rápidos y ser complicados para las empresas. Pero cuando la automatización se construye con tiempo, los beneficios pueden ser enormes. Ya que ahorra tiempo y dinero a las empresas, reduce el reproceso, mejora la precisión y libera a los empleados de tareas, siempre que adopte un enfoque estratégico para la implementación y la ampliación.

Se trata de buscar la máxima de la simplificación, analizando el potencial del panorama general al comprender primero los procesos de extremo a extremo, antes de priorizar las áreas de mejora. Solo entonces, después de definir objetivos claros, se implementa la automatización.

Al capturar y documentar los procesos actuales, se pueden evaluar las variaciones para determinar cómo aplicar  la automatización correctamente. Esto limpiará cualquier desperdicio, así como algunas medidas redundantes que podrían estar ralentizando nuestra organización, al tiempo que identifica las áreas de negocios que se beneficiarán más de este proceso.

Automatización en los Recursos Humanos, algunos aspectos clave

En este punto, es importante también hablar de algunos aspectos clave que marcarán estos procesos:

Importancia del modelado: los robots no son tan robustos como los humanos: si fallan, fallan repetidamente. Por eso es fundamental utilizar el modelado como un medio para impulsar la implementación. Después de todo, es más fácil y económico probar y corregir un modelo que darse cuenta de que un proceso final implementado no funciona como se esperaba.

La automatización no se puede implementar en un proceso completo. El modelado nos permite simular qué tareas dentro de un proceso cumplen una tasa de rendimiento específica. Luego podemos usar esta información para implementar nuestra solución en otras áreas de nuestra organización.

En resumen, los modelos nos ayudan a priorizar y garantizar la confiabilidad del proceso de automatizado final.

Humanos y automatización: Es un error común pensar que estas soluciones se implementan para reemplazar a los trabajadores humanos. En realidad, las fuerzas de trabajo digitales son las más adecuadas para trabajar junto a personas reales porque aumentan los comportamientos humanos.

Tener empleados a bordo con procesos de automatización es vital para una implementación sin problemas. Cuando se implementa de la manera correcta, puede tener un efecto positivo en la cultura del lugar de trabajo, ya que los empleados se liberan de las tareas monótonas para centrarse en un trabajo más atractivo y adecuado para sus talentos e intereses. Es importante destacar que la automatización no puede reemplazar el pensamiento creativo, la planificación estratégica, los proyectos a largo plazo, el desarrollo de productos o la investigación de clientes.

Seguimiento y localización: Una vez que se completa la implementación de la automatización, es crucial monitorear la ejecución del proceso rediseñado. Cualquier retorno de la inversión solo puede probarse midiendo los resultados a lo largo del tiempo.

Entradas relacionadas

Copyright © UOC X 2019   Aviso legal   Política de privacidad