magnify
formats

Cómo abandonar la zona de confort

Publicado en 31 diciembre, 2015
Compartir

¿Sabes el significado del concepto zona de confort y la mejor manera de escapar de ella? Pues bien, este término alude, en el ámbito de la psicología, a un estado de comportamiento en el cual la persona opera en una condición de “ansiedad neutral”, utilizando una serie de comportamientos para conseguir un nivel constante de rendimiento sin sentido del riesgo. En el ámbito del coaching, se trata del conjunto de límites que la persona confunde con el marco de su existencia íntima. En palabras más coloquiales, la zona de confort define de manera gráfica el acomodo -de ahí plo del confort- de las personas que renuncian a tomar la iniciativa que les permita tener el control de las riendas de su vida.  En definitiva, debemos escapar de la zona de confort para alcanzar nuevos horizontes, cumplir nuestros sueños, abrir nuestra mente y aspirar a tomar decisiones entre rutas alternativas. Te contamos cómo salir de la zona de confort:

  1. Repara en los elementos de tu alrededor que percibes como cómodos.  Sé consciente de tu estado mental, de las prácticas o rutinas que mantienes únicamente por comodidad, por desidia o por aburrimiento, además de por miedo al cambio. Empieza desde dentro a cambiar tu actitud y a tomar las riendas de tus sentimientos, pensamientos e ideas.
  2. Busca la reinterpretación de los dogmas que forman parte de tu mentalidad. Recuerda que los límites los pones tú y confía plenamente en ti mismo para desprenderte de todo aquello que te limita física y emocionalmente. Para salir de tu zona de confort es fundamental la autoevaluación de tus errores, prejuicios y valores.
  3. Crea nuevos hábitos y experimenta con ellos: La curiosidad es propicia para derribar obstáculos y límites mentales, además de expandir tu mentalidad hacia nuevos horizontes.
  4. Intenta cada día introducir una novedad en tu vida: Toma diferentes rutas para ir a casa o al trabajo, visita lugares diversos, contágiate de personas con diferentes actitudes y puntos de vista, realiza tareas de formas alternativas. Estas novedades te acondicionarán para aceptar el cambio, aumentarán tu resiliencia y abrirán tu mente.
  5. No desistas, ya que solamente la persistencia te permitirá expandir tu zona de confort. Así, aprovecharás los logros anteriores, aprenderás de los fallos y te desarrollarás como persona. También puedes optar por ahondar en el terreno de las relaciones humanas haciendo un curso de recursos humanos.
  6. Recuerda que el objetivo final de abandonar tu zona de confort es mejorarte a ti mismo y al mundo, vivir mejores experiencias y ayudar a otros.

Si sigues sin saber cómo abandonar tu zona de confort recuerda que la clave está en experimentar, caer y levantarse. ¡Mucha suerte en tu aventura!

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10