Comportamientos tóxicos en el trabajo, cómo solucionarlos

29/04/2019

Leemos en El País un artículo de Pilar Jericó que nos llamó muchísimo la atención y es acerca de los comportamientos tóxicos en el trabajo y nos muestra algunos consejos para ponerles solución. Algo que consideramos de gran importancia y que debe  tener muy en cuenta los Departamentos de Recursos Humanos, por lo que vamos a profundizar un poco en él.

El artículo comienza así “Convivimos con personas que tienen comportamientos tóxicos, aunque no les llamemos así. De hecho, se calcula que en torno al 5% de los trabajadores tienen actitudes tóxicas, según un estudio realizado en Harvard Business School.” A lo que añaden que “Tienen tanto impacto, que son capaces de destruir el ambiente de trabajo y la motivación del resto de los compañeros.” Y aquí es cuando aparece el primer gran consejo y es que la autora del artículo destaca que para “neutralizar el efecto es mejor evitarlos que contratar a superestrellas, como se deduce de los datos.”

Y es que en el estudio  realizado en Estados Unidos, “se estima que las pérdidas que producen los comportamientos tóxicos de un profesional son de 12.500 dólares al año, frente al beneficio de 5.300 dólares de un trabajador brillante (estos datos están hechos en el mercado del “despido libre”, por lo que en las organizaciones donde no sea tan fácil es posible que la cifra fuera superior).”

Cómo abordar los comportamientos tóxicos en el trabajo

Pilar Jericó profundiza en este problema y nos muestra algunas claves para abordar este tipo de comportamientos tóxicos en el trabajo:

  1. Saber identificar un comportamiento tóxico: “ Los hay de mil y una maneras: el escaqueador profesional, el pesimista que absorbe la energía de su alrededor, el criticón al que todo le parece mal, el manipulador, el trepa que se atribuye los éxitos… En este punto es importante saber si la actitud que tiene es algo puntual o es una característica estructural.” Y es que debemos tener en cuenta tanto la situación personal y laboral del trabajador que pueden estar influyendo en su comportamiento. Lo que puede llevar a una mala temporada o si por el contrario su actitud es siempre así…
  2. Conversar y exponer el problema. “Se debe evitar el ir por la espalda, criticar al otro y cansar al resto de la propia situación (lo que lleva a una actitud tóxica, también). Hace falta afrontarlo y mantener una conversación, que muy probablemente será difícil. De hecho, según el estudio de Harvard, hay muchas personas con comportamientos tóxicos que se caracterizan por un alto egocentrismo, confianza y seguimiento pulcro de las reglas, lo que provoca que sean poco dados a cuestionarse a sí mismos. Esta conversación requiere valentía para hablar y valentía para escuchar.” La comunicación siempre es positiva en una organización y cuando se tienen las cosas claras todo es más sencillo.
  3. Buscar ayuda: cuando la conversación no ha sido satisfactoria y no ha dado resultados, “y si la situación es insoportable, hay que buscar ayuda y hablarlo con el jefe. A veces se piensa que un problema de este calibre no debe llegar a los superiores y así no parecer un chivato o algo así. Pero nos equivocamos. Este tipo de actitudes dañan, ya lo hemos dicho. Por eso, es una responsabilidad de todos ayudar a que se puedan aliviar.”

De manera que si te enfrentas a  comportamientos tóxicos en el trabajo no dudes en llevar a cabo algunos de estos consejos.

Entradas relacionadas

Copyright © UOC X 2019   Aviso legal   Política de privacidad