magnify
formats

Conciliación ante SMAC

Publicado en 19 julio, 2012
Compartir

Cuando ya el empresario ha comunicado el despido al trabajador, este en caso de que no esté de acuerdo con su despido puede solicitar la conciliación con el empresario que lo despide. La papeleta de conciliación sirve para que el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación de la Dirección Provincial de Trabajo y Seguridad Social de cada provincia tome cartas en el asunto. Esa potestad de mediación puede haber sido también transferida a las comunidades autónomas.

cursorrhh17072012

creativecommons

El plazo de presentación de la papeleta de conciliación tiene que ser presentada en los 20 días hábiles como una forma de reclamar judicialmente contra el despido. A partir de la presentación el conteo queda en suspenso hasta que se haya llevado cabo el acto de conciliación, existiendo un máximo de 15 días desde que se haya presentado la papeleta hasta que las partes se reúnan para la conciliación.

El acto de conciliación se convierte así en un requisito previo y obligatorio a la existencia de un proceso judicial en el orden de lo social. En el arbitraje tienen que estar presentes todas las partes afectadas, por lo general el empresario y el trabajador de manera que intenten llegar a un acuerdo en el que ambas partes se sientan resarcidas y se tramite finalmente el despido.

Los actos de conciliación pueden resolverse como una conciliación intentada pero sin efecto, una conciliación celebrada pero sin avenencia o una conciliación celebrada pero con avenencia. En el primer caso – conciliación intentada pero sin efecto – lo más habitual es que el empresario no se presente por lo que el trabajador tiene vía libre para presentar una demanda ante el orden de lo social para que este declare su despido sin efecto.

Cuando una conciliación es celebrada pero sin avenencia, ambas partes han acudido a la conciliación pero no hay llegado a un acuerdo por lo que el trabajador tiene vía libre para seguir con la vía judicial para defender sus intereses. La última opción es que la conciliación haya sido celebrada pero con avenencia.

En ese último caso las dos partes – empresario y trabajador – han acudido a la conciliación y han llegado a un acuerdo, generalmente de forma que el empresario considera que le despido que quería realizar es improcedente por lo cual la tramitación del despido queda sin efecto.

Imagen: Voka – Kamer van Koophandel Limburg

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10