Cuando potenciar la promoción interna funciona

¿Como buscar un sustituto del director general: promoción interna o “robárselo” a la competencia? Es una de las preguntas que se hacen la mayoría de las grandes empresas. Lo cierto es que en los últimos años, y quizás como consecuencia de la crisis económica, se tiende a cubrir las vacantes en puestos de responsabilidad con personal promocionado dentro de la misma empresa.  Quizás no se quiera arriesgar o quizás cada vez es más difícil pescar talento de otras empresas. Sin embargo, algunos expertos lo atribuyen a que las organizaciones empresariales están llegando a una etapa de madurez.”Las rotaciones planificadas son cada vez más numerosas. Eso indica que las empresas están apostando por un enfoque más racional y que prefieren formar y valorar el talento que tienen en ellas”, afirma Carlos Severino, vicepresidente de Booz & Company en España.

Como explicamos en nuestros cursos, una promoción interna es interpretada por la plantilla como que se están haciendo bien las cosas, y se traduce en estabilidad o continuismo. Se transmite también a los trabajadores la posibilidad de hacer carrera dentro de la organización y se incrementa así su implicación en la empresa. Según un estudio de Booz & Company, en el 2012, la tasa de sucesión planificada de los CEO en España alcanzó el 72%, la más alta des de que elaboran el informe. Las empresas han entendido que no puede haber urgencias y que se ha de meditar y planificar.

El estudio apunta a que las compañías tuvieron cierta tendencia a transferir líderes desde las sedes centrales a los puestos clave de la compañía y nombrar CEO a una persona que ya estuviera trabajando en el país de origen de la misma. Hay que tener en cuenta, tal como explicamos en el curso de psicología dedicado a las organizaciones, es que decidirse por una persona de dentro de la compañía da “un subidón” motivacional importante al resto de la plantilla, transmite confianza y seguridad. Apostar por el equipo de casa y no cambiar las grandes líneas estratégicas de la empresa es una política conservacionista muy de acorde con el momento de inestabilidad económico actual.

En el momento que se quiere dar un vuelco en la dirección de la empresa, es que el anterior equipo directivo lo hizo mal.

Fuente: Expansión

 

Entradas relacionadas

Copyright © UOC X 2019   Aviso legal   Política de privacidad