Despido por disminución del rendimiento

10/07/2012

cursorrhh10072012a También se considera como causa de despido una disminución continuada y voluntaria del rendimiento normal en el trabajo. Se considera rendimiento normal en el trabajo aquel que se logra por las personas que habitualmente realizan una ocupación y en condiciones homogéneas. El rendimiento pactado es producto de los acuerdos personales entre trabajador y empresario o puede venir determinado por un convenio colectivo.

Como la mayor parte de las veces es muy difícil determinar esta causa de despido de un modo objetivo, este epígrafe es más utilizado para el despido de vendedores y representantes de comercio ya que el rendimiento se puede determinar por el número de ventas realizadas. El rendimiento normal muchas veces puede ser un criterio subjetivo a partir de los rendimientos anuales acumulados del trabajador.

El rendimiento del trabajador se cuantifica por periodos de tiempo y en caso de que se vea claramente que el trabajador ha disminuido el rendimiento se procede a ejecutar el despido. La disminución del rendimiento laboral del trabajador se basa en una serie de requisitos que han de cumplirse para que el trabajador sea despedido. Entre ellos se encuentra la voluntariedad, esto es, que el trabajador decida voluntariamente reducir su rendimiento laboral.

Por otro lado se considera que no hay voluntariedad en la disminución del rendimiento del trabajador cuando las causas de esta disminución del rendimiento proviene de deficiencias en las máquinas que utiliza, la existencia de una movilidad laboral abusiva, crisis en el mercado, enfermedad del trabajador o imposibilidad de adaptación a las modificaciones técnicas que sean producido.

Imagen: William Brawley

Entradas relacionadas

Copyright © UOC X 2019   Aviso legal   Política de privacidad