magnify
formats

Despidos disciplinarios

Publicado en 27 junio, 2012
Compartir

El despido disciplinario se puede considerar como una decisión personal y unívoca que toma el empresario que se vehicula mediante la rescisión del contrato de trabajo producto de incumplimientos por parte del trabajador de sus obligaciones. Un despido es la sanción más grave que se puede tomar por parte del empresario y en caso de que el despido se considere como procedente hace que el trabajador no tenga derecho a ningún tipo de indemnizaciones.

cursorrhh20062012

creativecommons

Para que un empresario pueda tomar esa decisión y la misma produzca el despido tiene que quedar incontestablemente demostrado que el trabajador es culpable de la falta y que la misma tiene la categorización de grave. A la hora de valorar esas dos características es necesario que se tome en consideración el caso concreto: circunstancias, puesto de trabajo que ocupaba el trabajador, profesión, trascendencia del incumplimiento para el empresa y antigüedad.

Los despidos disciplinarios están regulados en el artículo 54 del Estatuto de los Trabajadores y son: faltas repetidas e injustificadas de asistencia al trabajo y faltas de puntualidad, desobediencia en el trabajo, amenazas y ofensas verbales y físicas al empresario, compañeros de trabajo y familiares de los mismos, actuar de mala fe.

También da lugar a despidos de tipo disciplinario la disminución del rendimiento en el trabajo, embriaguez habitual o adicción a drogas, discriminación por razón de raza, religión, convicciones políticas, discapacidad u orientación sexual.

Imagen: jophiel

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10