magnify
formats

Diferencias entre el coaching y la psicología

Publicado en 20 enero, 2016
Compartir

Es importante conocer las diferencias entre el coaching y la psicología. La principal idea que puede surgir es que el psicólogo puede ser también un coach pero el coach no necesariamente es un psicólogo, pero hay mucho más. Estudiar psicología de empresa puede tener ambas salidas, pero veamos cuáles son las diferencias entre ellas:

¿Quién es el coach?

Coach es un término que se usa mucho en deportes, es el entrenador. Actualmente, un coach puede ser también una persona experta en habilidades comunicativas que ayuda a terceros a descubrir sus objetivos en la vida, en cualquier aspecto: existen coaches literarios para escritores, coaches profesionales en general que ayudan a las personas a encontrar su camino en el terreno profesional y un largo etcétera. El coach acompaña a su cliente a hacer lo necesario para conseguir sus metas y objetivos.

La metodología del coaching consiste en la aplicación de bases teóricas de la psicología principalmente, adaptándolos a los requerimientos concretos del cliente, es decir, sin profundizar como se haría en una terapia psicológica. El coach se ha constituido como un experto profesional que no necesariamente está vinculado a la psicología, ya que de hecho puede ser una persona con una formación totalmente diversa pero que cuenta con el perfil y las aptitudes para ayudar y ser guía para otras personas.

¿Y el psicólogo?

El psicólogo es una persona que ha estudiado para ello y que se podría definir como un sabio de la psique humana, de los métodos y las técnicas para ayudar a las personas de una forma más amplia. El profesional que decide estudiar psicología de empresa obtiene una formación más específica sobre técnicas comunicativas, entre otras, de forma que consigue ser un excelente intérprete de la personalidad de la persona a la que debe ayudar y su entorno psicosocial o laboral.

La principal diferencia es por tanto, el perfil profesional de la persona a la que acudimos y también la metodología que usará para ayudarnos. El coach puede ser un buen maestro para temas más puntuales y el psicólogo ayuda a las personas a comprender mejor para poder avanzar.

Sin duda, no hay nadie como uno mismo para saber qué necesita en cada momento y qué clase de ayuda puede serle más beneficiosa. Los creadores del coaching han sabido cubrir de forma práctica algunos espacios empresariales, deportivos, laborales y personales que la Psicología no cubría. Algo que puede ser muy útil para algunos aunque para otros interesados en contar con un apoyo más profundo, no.  La diferencia más importante es la metodología y la profundidad de las entrevistas. En el caso del coaching, se trata de un acercamiento más práctico y menos profundo; en el caso de la psicología, en cambio, se puede alcanzar un nivel de profundización más alto.

 
Etiquetas:
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10