magnify
formats

Diferentes contratos de trabajo

Publicado en 22 septiembre, 2011
Compartir

Un contrato de trabajo puede ser redactado para que tenga una duración indefinida o una duración determinada. De cualquier modo el Estatuto de los Trabajadores se creó con un marcado sesgo para conseguir la contratación indefinida y de estabilidad en el empleo. Es por tanto norma general, al menos sobre el papel, propiciar las contrataciones de tipo indefinido.

cursorrhh17092011

creativecommons

Este sesgo que podríamos calificar de ideológico proviene de las experiencias sufridas en las varias crisis que se asentaron en el mercado laboral español en las últimas décadas del siglo XX. De cualquier modo y por similares motivos – las crisis económicas que asolaron España e las últimas décadas del siglo XX – el empresariado siempre ha sido reacio a la contratación indefinida.

La penúltima reforma laboral – 16 de mayo de 1997 – coincidió con una época de bonanza económica por lo que el legislador supo introducir en dicha reforma un sesgo favorable a la contratación indefinida de los trabajadores. En esta reforma se procuró incentivar algunos supuestos de contratación indefinida.

En los últimos años, antes de la brutal crisis financiera que se inició en el año 2007, se ha intentado incentivar la contratación indefinida mediante, entre otras medidas, la supresión del contrato de lanzamiento de nueva actividad y limitando el contrato de fomento del empleo que solo es posible utilizar para la contratación de minusválidos.

En lo que respecta a los contratos temporales, hay que hacer un aparte en lo que significan para el mercado laboral de nuestro país los contratos formativos, que tienen una personalidad propia dentro de los tipos de contratos de trabajo que se pueden celebrar en nuestro país.

Imagen: markhillary

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10