Entrevistas de trabajo: 6 tips para sobresalir

Una vez que has conseguido que tu Currículum Vitae pase los primeros filtros de los departamentos de recursos humanos, llegará el turno de las entrevistas de trabajo. Y si quieres conseguir el puesto, tendrás que sobresalir entre el resto de candidatos.

Causar una buena impresión, llamar la atención de los reclutadores, atraerlos… Es importantísimo para conseguir destacar en las entrevistas de trabajo.

Por eso, queremos dejaros algunos consejos para sobresalir en las entrevistas de trabajo y alcanzar vuestros objetivos:

1. Muestra seguridad en ti mismo

No titubees en las entrevistas de trabajo, muéstrate seguro de lo que sabes y de lo que puedes ofrecer a la compañía y al puesto. Pregunta acerca de las tareas específicas, sobre la empresa en general y trata de no limitarte a dar sencillas y escuetas respuestas. Cuanto más fluida sea la conversación, mejor impresión sacarán los reclutadores.

2. Lenguaje corporal en las entrevistas de trabajo

Este punto puede ir ligado al anterior y es que el lenguaje o la expresión corporal dice mucho en una conversación. Para mostrar seguridad y hacer sentir cómodo al interlocutor debemos sentarnos correctamente, no hacer movimientos excesivos con las piernas, brazos… Evitar los traqueteos y mirar siempre a los ojos cuando hablamos.

3. Haz buenas preguntas

Acerca de la empresa y sus objetivos a corto, medio y largo plazo. De herramientas que se utilizan en el día a día, sobre procesos que se siguen, o de otros puestos de la compañía… De esta manera no solo mostrarás interés a nivel general, sino que dejarás ver tu conocimiento sobre el sector.

4. Habla como parte del proyecto

A veces puede resultar positivo involucrarte en las entrevistas de trabajo… Es decir, hablar del proyecto en primera persona, como si fueras a comenzar a trabajar mañana mismo en la compañía. Aportar ideas y que los reclutadores te sientan como parte del equipo.

5. No te desvíes de lo importante

En ocasiones ocurre que nos ponemos a hablar y hablar y perdemos el foco de lo realmente importante. De esta manera saldremos de la entrevista con la impresión de no haber dado todo de nosotros mismos y, probablemente a los reclutadores les ocurrirá lo mismo. Es por ello que debemos tratar de no perder el hilo ni irnos por los cerros de Úbeda.

6. Muestra interés posteriormente

Una vez finalizada la conversación deberás despedirte agradeciendo el momento y la oportunidad. Y dejando unos días de margen podrás aprovechar para enviar un correo de agradecimiento y mostrando interés por el transcurso del proceso de reclutamiento. Todo esto siendo cauto y sin parecer demasiado pesado.

 

Entradas relacionadas