magnify
formats

Faltas injustificadas de puntualidad

Publicado en 29 junio, 2012
Compartir

cursorrhh25062012 La jurisprudencia del Tribunal Supremo considera la impuntualidad como llegar tarde a la empresa o marchase ante de lo que se debe. También es considerada la impuntualidad ausentarse del puesto de trabajo sin justificación debida. Por otro lado, y aunque sorprenda, la impuntualidad también está considerada cuando no se ejecuta el trabajo que tienen encomendado el trabajador.

A la hora de la impuntualidad el Estatuto de los Trabajadores no especifica cuantas faltas se tienen que producir para que efectúe la sanción. Normalmente son los convenios colectivos los que se convierten en un complemento a la ley y “legislan” cuando se puede establecer una sanción por impuntualidad, determinando esta funcional y espacialmente.

Cuando se produce un despido por impuntualidad en la carta de despido tienen que aparecer el número de faltas de impuntualidad y la fecha en la cual se produjeron. Esa es la única manera por la cual puede se puede producir el despido. La gravedad de las faltas de puntualidad y asistencia no están en el hecho mismo, sino en las dificultades en las cuales se puede haber visto sometida la empresa.

La impuntualidad también cursa con elementos que la hacen si cabe más grave como pueda ser cuando el trabajador tiene un puesto de responsabilidad en la empresa, caso de médicos, vigilantes de horno de cocer pan, titulado superiores. También es un agravante que sean los únicos empleados que se encuentren en el centro de trabajo o la antigüedad que tengan en la empresa y si anteriormente se han visto sancionados.

Imagen: Nevel Otsge

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10