Flexibilidad laboral: un gran reto en los Recursos Humanos

17/10/2018

La flexibilidad laboral es todavía un gran reto entre las empresas en general y los departamentos de Recursos Humanos en particular. Y es que todavía queda mucha rigidez de horarios, tareas, etc. En definitiva un gran camino por recorrer hasta conseguir este bien tan preciado y que tantos beneficios aporta tanto a las organizaciones como a los trabajadores.

El hecho de ofrecer confianza a los empleados y ofrecerles una flexibilidad laboral en múltiples aspectos de su día a día en el trabajo no solo aumentará la eficiencia y la productividad de los mismos; sino que creará un mejor clima entre los trabajadores y entre estos con sus superiores.

Ahora bien, ¿cuáles son los principales aspectos sobre los que deben trabajar las compañías para alcanzar esta flexibilidad laboral? Os dejamos algunos de los más importantes:

1º  Trabajo desde casa

Claro está que hay muchos trabajos que no se pueden realizar desde otro sitio que no sea la propia fábrica u oficina, pero otros muchos sí se podrían desempeñar desde casa. Es por ello que si desde los Departamentos de Recursos Humanos se traba por conseguir este hito, los trabajadores se sentirán más cómodos y agradecidos con la empresa.

Pensemos en una persona que hace trabajos de oficina, trabaja la mayor parte del día desde un ordenador o que pasa muchas horas pegada al teléfono. ¿Por qué no facilitarle el hecho de que algún día pueda trabajar desde su propia casa? Con ello reducirá tiempos y costes de desplazamientos y podrá conciliar mucho mejor.

2º Flexibilidad horaria

En relación con el punto anterior aparece este, en el que si facilitamos el horario de nuestros trabajadores estos podrán conciliar mucho mejor con su vida personal. Un aspecto en el que queda todavía mucho por hacer, ya que existe la tendencia a tener a los empleados todas las horas posibles en sus puestos de trabajo, aunque en muchas de ellas la efectividad se reduzca al máximo.

Volvemos a poner un ejemplo claro, si a un trabajador le permites entrar antes y salir antes, o hacerlo más tarde para poder conciliar con su vida familiar. Si pones jornadas intensivas, reduces las horas de comida… Estos se sentirán menos estresados y cansados y rendirán mucho mejor. Se trata de abogar por la efectividad y la calidad y no por la cantidad.

3º Trabajo por objetivos 

Seguimos en la misma línea que en los puntos anteriores, lo que se busca es llegar al objetivo claro de la empresa. Producir, vender, y mejorar los resultados. Pues bien, tendremos que buscar la máxima eficiencia de nuestros empleados. Volvemos a recalcar en el hecho de que lo que importa es la calidad de las horas y no la rigidez o la cantidad.

Flexibilidad laboral: delegar en los trabajadores

Un aspecto de lo más importante, y en el que parece que sí se han conseguido subir escalones, aunque lo cierto es que el camino todavía es arduo. Pero lo cierto, es que debemos delegar en los profesionales porque ellos son los que más saben sobre sus puestos de trabajo. No sé trata de imponer acciones; sino de dejar lugar para la comunicación y el diálogo entre todos los miembros de un equipo.

5º Confianza 

Y, por último, hablamos de la confianza… De manera bidireccional, de arriba a abajo y viceversa. En un ambiente en el que impera la confianza

Entradas relacionadas

Copyright © UOC X 2018   Aviso legal   Política de privacidad