magnify
formats

El futuro en los Recursos Humanos: la gestión del talento

Publicado en 1 noviembre, 2016
Compartir

La gestión del talento y los Recursos Humanos evolucionan de manera rápida para ofrecer, de la mano con la psicología organizacional, alta competitividad y productividad a las empresas y mayor motivación para los empleados. En este sentido, pasamos de una vertiente más operativa en la que los trabajadores de Recursos Humanos se dedicaban sobre todo a administrar el personal, ejecutar procesos de selección y gestionar nóminas; a una vertiente mucho más estratégica orientada a la gestión del talento, rescatando una visión más completa de la fuerza de trabajo.

Además, gracias al avance tecnológico, algunas de las funciones operativas del departamento de Recursos Humanos han dejado de ser hechas por personas, para pasar a estar en manos de programas informáticos específicos. Actualmente, empezamos a ver cómo el progreso informático también puede ser una ayuda estratégica.

En este momento, una de las principales preocupaciones para los Recursos Humanos es la necesidad de incorporar perfiles de distintas generaciones y hacerlas funcionar como un equipo. Cada vez es más común encontrar grupos de trabajo compuestos por personas nacidas en los años 40 o baby boomersmillennials, personas de la generación Z o generación X; cada grupo con sus propias potencialidades y limitaciones. En este caso, para el problema de la brecha generacional, los medios digitales y de colaboración social están teniendo un importante papel. Asimismo, la evolución del software de Recursos Humanos está empezando a centrarse en la optimización de procesos en la gestión del talento.

La gestión del talento y su evolución

Como concepto ha ido evolucionando mucho en los últimos años. La gestión del talento se refiere al proceso que desarrolla la incorporación de nuevas personas a la fuerza laboral de la empresa, además, el término que nace en el año 1998, da mucha importancia a la retención de aquellos colaboradores que sean más productivos, con el objetivo de obtener mayor competitividad de las empresas.

Hasta hace unos años, la atracción de candidatos era la principal finalidad de los Recursos Humanos, sin embargo, la preocupación ha ido derivando más hacia la retención del talento y la preparación de los trabajadores para aumentar la competitividad. Esto es así ya que la pérdida de un empleado cualificado supone un coste que repercute no sólo en la pérdida de conocimientos, sino también en la baja productividad del nuevo contratado, el costo de ralentización del equipo, nuevos procesos de reclutamiento y selección y la dificultad de redistribuir las funciones a la vacante.

Los modelos ‘Lean Management’ aplicados a la gestión del talento

La adopción de nuevas tecnologías facilitan la implantación de políticas de gestión del talento, aportan mejoras en los procesos de selección, favorecen la libertad de comunicación de pensamientos entre los empleados y hacen más fácil el flujo de trabajo y de información dentro de las empresas. Para ello se puede usar software de gestión del talento: aplicaciones y plataformas de gestión que ofrecen respuesta a las necesidades de los departamentos de Recursos Humanos y que podrían ayudar a detectar cuáles son los empleados más valiosos, qué motiva a cada uno y cuánto se debe invertir en gestión de talento.

Se está empezando a aplicar este formato en el área de optimización de los modelos de gestión de talento. Se trata de paquetes de software avanzado con herramientas específicas que permiten la toma de decisiones inteligentes relacionadas con las funciones de Recursos Humanos. El modelo Lean busca la calidad perfecta y se relaciona con conceptos como excelencia y calidad total; aplicado a los Recursos Humanos puede servir para la mejora continua de procesos y la detección de métodos y personas que puedan actuar como potenciadores en el inicio de procesos clave dentro de una organización.

Existen muchos tipos de software de gestión de talento; para saber cuál elegir, se debe tomar una decisión basada en costos económicos y el número de unidades funcionales a gestionar. Se debe valorar el aporte que puede soportar la compañía y su gestión, y el potencial intrínseco de la herramienta para la gestión del talento. Los programas más recientes responden a la necesidad de los empleados de adaptación a las necesidades de negocio que van evolucionando de manera rápida. Especialmente son bastante agradecidas las funciones de analítica, social, movilidad y almacenamiento en Cloud.

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10