magnify
formats

Ideas para favorecer el buen ambiente laboral

Publicado en 31 enero, 2017
Compartir

En el curso de psicología aplicada a las organizaciones es fácil ver cómo, poniendo en práctica algunas actividades e iniciativas dentro de los equipos que componen las empresas, se favorece la armonía y el buen ambiente laboral. Esto influye a su vez en un mayor interés por parte de los trabajadores en realizar su trabajo dando el máximo y esforzándose por hacer que su grupo (la empresa, en este caso) sobresalga por encima de la competencia.

Este sentimiento de pertenencia es difícil que exista si no hay buen ambiente de trabajo, ya que en una organización donde la tensión reina, es poco probable que un trabajador se pueda sentir atraído a formar parte de ella. A continuación, te daremos algunas ideas para favorecer ese ambiente de trabajo calmado y positivo.

Cómo favorecer el buen ambiente laboral

Se puede pensar que para conseguir que exista un buen ambiente laboral, se debe crear toda una estrategia. En realidad, en la mayoría de los casos, basta con poner en marcha algunas actividades muy sencillas que no por ello dejan de tener un fuerte impacto en el ánimo de los trabajadores. Este tipo de actividades, que a continuación te recomendamos, pueden tener variaciones de acuerdo a los intereses de la empresa y de los miembros de ella.

– Reconocimiento a los trabajadores

A cualquier ser humano le gusta recibir halagos, especialmente cuando se esfuerza por algo y consigue los resultados esperados. Si trabajamos en un lugar donde los esfuerzos o los logros no se reconocen, seguramente el ambiente no sea positivo. Por tanto, hay que formar líderes que entiendan la importancia de reconocer públicamente a los empleados que hacen bien su trabajo. Esto puede tener como excepción a aquellos empleados demasiado tímidos que podrían preferir un reconocimiento personal o en el grupo de trabajo de cada día y no a viva voz en medio de un discurso de empresa.

Otra forma de reconocer a los empleados es crear el premio al empleado del mes y dar, efectivamente, algún premio para esta persona que, en base a sus méritos (desde cosas simples como contar los mejores chistes hasta ganar nuevos clientes), ha resaltado y dejado huella en la empresa. No necesariamente debe tratarse de un sentido de competencia, sino más bien una forma de reconocer la positividad de algunos empleados.

– Crear equipo

Es importante fomentar la interacción entre empleados y, para ello, hay muchos aspectos a considerar; en primer lugar, la disposición del espacio: es mejor que se sienten unos frente a otros y no dándose la espalda, así como en un gran espacio sin divisiones. También es importante crear equipo dándoles la oportunidad de conocerse en actividades externas al trabajo, fomentando que tomen un café juntos en las pausas (para ello será necesario una cafetera y un espacio adaptado para dichos encuentros) o que compartan el mismo autobús de empresa para volver a casa después de la jornada laboral, si es que viven lejanos de la sede de trabajo.

– Dar un toque de diversión

Es muy divertido llenar de frases ingeniosas las paredes de la oficina en lugares inesperados. Una actividad sencilla, pero que puede conseguir el objetivo de alegrar el ambiente y motivar la conversación. Arrancar unas risas a los trabajadores de vez en cuando es algo que puede crear un excelente ambiente laboral.

Se pueden poner letreros con mensajes divertidos en la nevera, en los basureros o en la impresora. Otro toque de diversión se puede conseguir con la música. Aunque cada vez es más común que en las oficinas cada uno lleve sus propios audífonos, se puede crear una playlist compartida a la que todos puedan sumar alguna que otra canción. Otra idea divertida es crear un pizarrón para escribir ocurrencias, un espacio abierto donde cada empleado puede expresarse sin límites.

– Promover la relajación

Establecer un espacio para el relax también es importante, ya que si los trabajadores viven situaciones de estrés y no consiguen salir de dicho estado, el ambiente laboral se empobrece automáticamente. Se puede, por ejemplo, tener una sala de relajación, promover la comida sana entre horas o invitar a un masajista a que dé masajes a los empleados una vez al mes. Vivir relajados y sanos hará que los empleados vuelvan cada día con una sonrisa.

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10