magnify
formats

La jornada laboral de 4 horas gana adeptos

Publicado en 12 abril, 2015
Compartir

¿Te imaginas una jornada laboral de 4 horas? Seguro que más de uno ha soñado con ello en alguna ocasión e incluso lo ha deseado en días dónde parece no verse la hora de salir del trabajo. Hoy te vamos a contar más de la jornada laboral de 4 horas, de los estudios existentes al respecto, de empresas que apuestan ya por este modelo y de la principal preocupación cuando se reduce la jornada: el tema económico.

 

La jornada laboral de 4 horas, una apuesta cada vez más en firme

El exceso de trabajo, pasar horas y horas en la oficina hacen que se vea reducido el tiempo de ocio disponible, provocando frustración, depresión o ansiedad en cada vez más trabajadores. Este estilo de vida cuenta con diversos nombres en la Medicina tales como “personas adictas al trabajo”, “síndrome del quemado” o “karöski” dependiendo de cada persona.

También ha dado lugar a la realización de estudios sobre las consecuencias de jornadas laborales largas. En algunos de ellos se relaciona el tiempo que se pasa en el trabajo con la productividad, llegando a la conclusión de que no existe una relación ascendente entre ambas. Incluso, se ha observado que a más horas en el puesto de trabajo, la productividad comienza a disminuir así como la motivación laboral. En esta línea, cada vez más expertos en el tema recomiendan jornadas laborales cada vez más cortas que las ocho horas establecidas en la legislación española. Una de las apuestas que cobra más fuerza entre los expertos en la materia es la jornada laboral de 4 horas.

Aparte de los estudios realizados por profesionales en la materia, desde personal de recursos humanos hasta psicólogos, también se ha escrito mucha literatura al respecto de disminuir las horas de jornada laboral. En esta línea, en el año 2007 se publicó el libro titulado “The 4 – Hour Workweek: Escape 9-5, Live Anywhere, and Join the New Rich”. Su autor, Timothy Ferriss, narra en él cómo escapar de un estilo de vida propia de un adicto al trabajo. En los lectores (entre los que se incluyen trabajadores y directivos), el citado libro ha provocado reacciones diversas: desde el apoyo hasta el rechazo por este sistema que apuesta por una jornada laboral de 4 horas. Sea como fuere, por curiosidad o por interés, este libro permaneció durante más de cuatro años en la lista de libros mejor vendidos de The New York Times, siendo traducido a 35 idiomas diferentes y del cual se han vendido casi un millón y medio de copias en todo el mundo. También es uno de los 10 libros más destacados en la historia de Amazon Kindle, lo que demuestra la disposición por la jornada laboral de 4 horas.

La jornada laboral de 4 horas – dejando a un lado aquellos puestos de trabajo que implican ese horario reducido – otorga libertad laboral. Bien por tu propia decisión, bien por decisión de la empresa, una jornada laboral de 4 horas será suficiente para tiempo para cumplir tus objetivos y ser eficaz. De esta manera se rechaza la idea de estar en el puesto de trabajo, ser visto y aparentar, siendo todas ellas el baluarte de la progresión profesional.

La teoría de la jornada laboral de 4 horas puede resultar muy gratificante para los profesionales ávidos de disfrutar de su ocio a la vez que aprovechar las horas de trabajo de la manera más óptima posible. Sin embargo, la jornada laboral de 4 horas no está exenta de un esfuerzo extra.

En primer lugar, la jornada laboral de 4 horas requiere cambiar los hábitos de vida, la rutina diaria. En segundo lugar, si el trabajo es por cuenta ajena es necesario un proceso de transformación organizativa para el que no todas las empresas están preparadas o, sencillamente, no están dispuestas a asumir.

Apostar por una jornada laboral de 4 horas es un desafío importante. Algunas empresas ya se han lanzado a por ello, apostando por reinventar el management.

Una de ellas es Smart Culture desde dónde justifican esta decisión sosteniendo que “el modelo de trabajo taylorista vigente es ineficiente, insostenible y limita la capacidad de las empresas para hacer frente a los desafíos que plantea un entorno poco predecible y en constante cambio”.

Otro ejemplo lo encontramos en Be-Up. En esta organización apuestan por la jornada laboral de horas sabiendo que se trata de un trabajo profundo “para lo cual es necesario movilizar y ajustar medios de trabajo y tecnología con el fin de lograrlo, y cambiar sobre todo las creencias, ya que todavía muchos directivos asocian productividad con estar mucho tiempo en la oficina”.

 

La cuestión monetaria en la jornada laboral de 4 horas

Pese a que la jornada laboral de 4 horas cuenta tanto con expertos que apuestan por ella, por estudios dónde se ponen de manifiesto sus beneficios y empresas que ya la están implantando, trabajar menos horas implica ganar menos dinero, siendo esta la principal crítica que hacen los detractores de este modelo. Una jornada laboral de 4 horas es la mitad de una jornada laboral al uso. Es complicado que con el coste de vida actual, una persona se pueda permitir trabajar, y por ende ganar, el 50% menos. La ausencia de una buena gestión del desempeño representa la mayor barrera para implantar una jornada de trabajo de 4 horas. Es por ello que quienes defiende este modelo apuestan porque la retribución sea en función de variables como la productividad, los resultados, el valor añadido generado por cada trabajador.

 

La calidad de vida en el trabajo

Comentábamos en líneas anteriores que la adicción al trabajo puede ser perniciosa y que la Medicina ha otorgado diversos nombres dependiendo de las patologías existentes.

El informe “Tendencias laborales 2015” pone de manifiesto las seis dimensiones esenciales en la calidad de vida en el trabajo:

  • Interacción social, entendida como los factores que fortalecen los vínculos entre los individuos,
  • Facilidad y eficiencia, que es la capacidad para dedicar toda la atención a la tarea a realizar,
  • Entorno físico contribuye al sentido del bienestar,
  • El crecimiento personal,
  • La salud y el bienestar, es decir, promover un estilo de vida saludable a través de una dieta equilibrada y de actividad física

 

De todo lo visto a lo largo del artículo se desprenden que la jornada laboral de 4 horas es un modelo que cada vez cuenta con más detractores que apuestan por su implantación pero que ello requiere una transformación drástica de mentalidad y de estrategia a seguir, viéndose también afectada la parte económica. Es importante tener en cuenta que la libertad de los empleados es sinónimo de productividad y de éxito en las empresas, que, por su parte cuentan con sus propios intereses y objetivos. Apostar por la formación en recursos humanos otorga mejores relaciones entre las empresas y los empleados, siendo éstos el principal activo para competir en el mercado. Además, una buena comunicación aumentará el compromiso de los empleados con la empresa.

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10