magnify
formats

Las 5 preguntas trampa en una entrevista de trabajo

Publicado en 1 octubre, 2017
Compartir

Como decíamos en los posts precedentes, preparar una entrevista de trabajo puede ser bastante complicado. Actualmente, la búsqueda de empleo es cada vez más difícil ya que no se trata solamente de tener un buen curriculum, sino también de evaluar algunas formas de responder a las principales preguntas que nos puede hacer un entrevistador. Además, hay que considerar que las grandes empresas suelen tener varios filtros y varios hitos en el proceso de selección, por lo tanto merece la pena ir bien preparados a cada fase.

Preguntas trampa en las entrevistas de trabajo

Ha llegado el mes de septiembre y con él empieza la reactivación en la búsqueda de trabajos después del verano y es la época en la que tenemos que enfrentar el filtro de los entrevistadores de recursos humanos para poder pasar la prueba y conseguir aquel trabajo que tanto nos interesa.

Preguntas difíciles:

Una de las principales preguntas trampa que no suelen hacer es intentar explicar porque deberían elegirnos a nosotros y no a otro candidato. Normalmente la pregunta es muy sencilla: ¿Por qué tú y no otro candidato? Bueno, en este caso lo que se recomienda es aportar experiencias y habilidades adquiridas a lo largo de la trayectoria de vida y de profesión, como por ejemplo las dotes de comunicación y liderazgo. Está claro que incluso una persona que haya tenido nuestra misma formación y experiencia, es imposible que sea igual a nosotros. Por lo tanto, hay que intentar pensar antes de ir a la entrevista en que podemos aportar a la posición que intentamos acceder y a la empresa en general. Para esto hay que saber un poco de la historia de la empresa, de los valores y de las importantes características del perfecto trabajador en esa posición.

Otra de las preguntas trampa que podemos encontrar es qué rasgos destacarías de tu persona o de tu personalidad. Hay que entender que no se trata de hablar de nuestra vida privada o de nuestra historia de vida, tampoco es que quieran saber nuestros hobbies o pasiones… aunque sí es conveniente aportar algo de información sobre aquellas características de nuestra personalidad que pueden ser importantes o relevantes para conseguir el trabajo. Hay que destacar nuestros logros, los resultados que hemos podido aportar en situaciones similares a la que nos estamos enfrentando y cuáles son las habilidades que hemos madurado y que nos convierten en el trabajador idóneo para dicho puesto.

Una de las preguntas trampa más difíciles de contestar es cuál es tu mayor defecto. En estos casos, es bueno ser sinceros, destacando una debilidad que con el tiempo hayamos logrado convertir en fortaleza. Hay que omitir completamente aquellas debilidades que nos puedan hacer daño de cara al empleador o que puedan perjudicar nuestra imagen de trabajador como por ejemplo ser impuntual o ser una persona muy dispersa.

Otra pregunta difícil de contestar, aunque en realidad no es una pregunta trampa, es por qué dejaste tu último trabajo. En estos casos es difícil saber que contestar si es que no estás preparado para ello. También hacen esta pregunta cuando estás todavía trabajando: ¿Por qué quieres cambiar de trabajo? Lo que recomendamos es no ser tan evidentes y tampoco dejar cabos sueltos, no hay que mentir porque el entrevistador podría averiguarlo y hay que intentar ser sinceros sin entrar a hablar mal de nuestros empleadores antiguos.

Una pregunta también difícil es que opinas de tu último jefe en cuyo caso aunque tengamos una baja imagen de esta persona, lo mejor es nunca hablar mal de él o ella y en cambio, procurar orientar la respuesta de forma positiva.

Una pregunta trampa que normalmente fallamos todos es si tenemos alguna pregunta. La respuesta correcta nunca es decir que no. No estamos diciendo que hay que llenar de preguntas al entrevistador, pero si no hacemos ninguna esto demuestra cierta falta de interés. En este caso hay que aprovechar para hacer algunas preguntas concretas sobre el departamento al que estamos intentando acceder, hablar de las expectativas salariales y es que no sé hablo de esto durante la reunión o preguntar sobre las siguientes fases del proceso de selección.

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10