Los mejores meses para encontrar trabajo

En la actualidad, debido a la situación compleja del sector laboral, muchas personas se preguntan de qué manera pueden encontrar trabajo. Antes, quedarse sin trabajo era algo poco común, sin embargo, ahora, desgraciadamente, son muchos los que deben buscar formas de volver a trabajar. Muchos empiezan actualizando el curriculum vitae que probablemente lo tenían olvidado, otros empiezan a prepararse para no cometer errores en las entrevistas de trabajo. Sin embargo, hay un factor importante que los profesionales deben tener en cuenta y esto es, cuáles son los mejores meses del año para obtener un nuevo puesto de trabajo. Cuando alguien empieza a estudiar Recursos Humanos, entiende toda esta realidad y puede ver cómo funciona realmente el sistema de trabajo en cada lugar y en cada sector.

Es importante entender que al desvincularse de una empresa, es posible empezar una etapa de frustración y desorientación inicial. Estos momentos vienen llenos de emociones y muchos no saben cómo hacer para salir de ellos. Poco a poco, llega la aceptación. En ese momento, al ver la situación con mejores ojos, es posible que las personas puedan volver a comprometerse con nuevos retos y apliquen a la búsqueda de trabajo toda la positividad que tienen.

Aunque una persona ya se encuentre en condiciones emocionales para iniciar una búsqueda exhaustiva de un nuevo trabajo, a veces esto no se da con tanta facilidad como se esperaba y muchas veces puede ser porque no se hace teniendo en cuenta que existen algunas temporadas que son más idóneas que otras para a búsqueda. Esta información se debe conocer pues ayudará al postulante a entender que quizás no se trata de que esté haciendo algo mal al buscar si no que, por el contrario, existen factores externos de carácter temporal que dificultan el encuentro del trabajo, debido a las fluctuaciones naturales de contratación que experimenta cada sector y en general, el sector del empleo en su conjunto.

Según numerosos estudios, uno de los meses del año en los que resulta más fácil encontrar trabajo es Enero y también la primera y segunda semana de Febrero. Esto se sabe debido al aumento del número de ofertas de trabajo que las empresas lanzan al mercado tanto para perfiles junior como para los más senior. El hecho de tener un mayor número de ofertas en enero se debe, normalmente, a que las empresas cumplen con unos cronogramas de trabajo estrictos y estables. En enero, la mayoría de empresas ya tiene conocimiento del rendimiento del año anterior y realiza un balance de aquellos puestos que debe cubrir. Es época de hacer cambios, promocionar personas, etc. Por tanto, muchos puestos quedan vacíos y se deben cubrir. Las posiciones de nueva creación suelen definirse a finales de enero. Por ello febrero se presenta como un buen mes para los que están buscando trabajo. Además, muchas veces se dan casos de personas que cambian de empresa por este periodo o que deciden dar un nuevo rumbo a su carrera o que hacen cambios de ciudad. Por ello, este momento es clave para aprovecharlo y enviar el CV a aquellas empresas que siempre nos han llamado la atención, incluso si no tienen puestos abiertos.

Al inicio del año o al cierre del ejercicio anual (junio, julio) las empresas empiezan a elaborar sus presupuestos para el año venidero. Por ello, tanto el mes de Diciembre como el mes de julio no suelen ser muy fructíferos para las personas que están buscando trabajo. Es posible también que dada la crisis que muchas empresas están atravesando, sea necesario hacer recortes de gasto durante los últimos meses del ejercicio laboral y por ello, se hace difícil que lancen ofertas de trabajo en los meses previos al inicio del año. A veces, es mejor esperar a que el año nuevo se haya iniciado para enviar las hojas de vida.

Ahora bien, el inicio del año, es decir, la segunda quincena de enero y la primera de febrero, suelen ser períodos de encuentro de trabajo para todos, pero especialmente para aquellos que buscan ocupar plazas en puestos estratégicos, que están en línea con los objetivos que la compañía se acaba de marcar para este nuevo año. Tener en cuenta el momento en el que la empresa se encuentra en relación al planteamiento de objetivos es importante para los candidatos en el sentido de que les puede dar una información de valor para el momento de la entrevista personal. Un tema que puede ser interesante para un director de empresa es que el candidato esté interesado en conocer esos objetivos y lo comunique en el momento de conocerse.

Por otro lado, los meses de mayo y junio son positivos para las contrataciones de tiempo determinado. Son buenos meses para encontrar empleo temporal porque las empresas están buscando cubrir espacios de trabajo de cara al verano. Para los jóvenes que aún están estudiando y desean aprovechar el verano para trabajar y ahorrar algo de dinero, estos dos meses son los más adecuados para enviar los curriculums. Especialmente a empresas de hostelería y turismo, así como las de restauración que suelen ser las que más refuerzo necesitan para los meses de verano. La selección de los trabajadores que apoyarán en la temporada estival suele hacerse por parte de los departamentos de recursos humanos, uno o dos meses antes del inicio de la temporada.

La tercera mejor etapa para encontrar trabajo de tipo estable suelen ser los meses de agosto y septiembre. Como es de esperar, las empresas cierran sus presupuestos anuales de acuerdo al calendario laboral por los meses de verano. De forma que para Julio ya saben con cuánto dinero cuentan para cubrir los puestos de trabajo que se quedaron libres o para saber cuánto presupuesto tienen para nuevas posiciones. Los departamentos ya han determinado y comunicado a recursos humanos qué necesitan encontrar y las empresas empiezan a lanzar sus ofertas para que llegado el mes de septiembre se tenga todo cubierto y se pueda empezar el nuevo ejercicio sin faltas. Este período se puede llegar a extender hasta octubre. En estos meses, las personas pueden dedicarse especialmente a rastrear las ofertas de empleo en la red, tanto si se busca algo determinado o indeterminado, de jornada completa o parcial. Incluso aquellas personas que tienen un empleo pero desean revisar si existen mejores opciones en el mercado, es recomendable que lo hagan por estas fechas.

Esta estacionalidad no sólo tiene que ver con los presupuestos anuales sino también con algunos tópicos, como las fechas de entrega de pagas extras (junio y diciembre) que, aunque son cada vez menos frecuentes, siguen dictaminando los tiempos de contratación en muchos sectores. Además, el reparto temporal del trabajo se ve afectado directamente por algunos eventos festivos o por el calendario religioso.

Es interesante también, para los que están buscando trabajo, estar al día con los nuevos acontecimientos sociales que se producen. Si, por ejemplo, sabemos que pronto se celebrará en nuestra ciudad un evento de gran magnitud, es posible que empecemos a enviar nuestro CV un par de meses antes del inicio de dicho evento. Asimismo, es necesario conocer bien las particularidades de cada sector porque esto puede modificar un poco la estacionalidad de las contrataciones.

La principal recomendación es que la persona que busque empleo esté siempre atenta a las ofertas que se publican. La búsqueda intensa y dedicada da buenos frutos tarde o temprano, aunque es importante entender que hay momentos en el año en los que se puede hacer un poco más de esfuerzo dado que las posibilidades de encontrar trabajo aumentan notablemente. Algunos expertos comentan que, a veces, intensificar la búsqueda en los meses de poca probabilidad de éxito tiene buenos resultados, dado que son pocos los candidatos contra los que se compite.

Entre otras cosas, se recomienda también mantener una actitud positiva y no desligarse del área profesional de interés. Si bien no se tiene trabajo, es bueno consultar literatura relacionada, mantener las visitas a ex colegas, intentar estar al día y asistir a talleres y cursos tanto como sea posible. Estar activo es la mejor recomendación y una de las cosas que los expertos en recursos humanos siempre indican. La proactividad en la búsqueda se puede demostrar también aumentando la notoriedad del curriculum mediante una llamada telefónica o una visita personal a la empresa, algo que pocas personas hacen y que, sin embargo, suele ser bastante bien vista por los departamentos de recursos humanos. Si deseas estudiar Recursos Humanos, no dudes en consultar la información detallada de nuestra oferta formativa.

Entradas relacionadas

Copyright © UOC X 2020   Aviso legal   Política de privacidad