magnify
formats

Más flexibilidad, más talento

Publicado en 12 agosto, 2017
Compartir

Gozar de cierta flexibilidad en el trabajo será la clave para retener el talento durante los próximos tiempos. Se está pasando a un modelo de gestión que proporcionan más flexibilidad a las personas, que tienen cuenta cuáles son sus necesidades humanas y qué centran la relación empresa empleado en la confianza, tanto para la definición de los horarios de trabajo, como para las posiciones geográficas en las que el trabajador se debe desempeñar.

La flexibilidad en el trabajo y otros cambios en la forma de trabajar

Todo este cambio está sucediendo actualmente y la gestión del talento se está ocupando justamente de intentar dar el paso hacia un modelo de trabajo más flexible y realista, que considere todas las esferas del desarrollo de las personas. La diversidad, en el sentido más amplio, es un antídoto perfecto contra el conformismo y un buen punto desde el cual se puede empezar a construir la innovación y el desarrollo. El trabajo de recursos humanos consiste, en estos días, en aprovechar con eficacia las diferencias que existen en una empresa.

Esto quiere decir, no solo apostar por la formación o por la multiculturalidad, sino también armonizar las diferentes tipologías de colaboradores dando las posibilidades de flexibilidad que quizás hasta este momento no existía. Por ejemplo, cuando hablamos de las personas de las generaciones anteriores al actual, encontramos unos puntos fuertes como por ejemplo un mayor sentido de la responsabilidad, o un fuerte respeto por la jerarquía. Sin embargo, estas personas por ejemplo tienen algunas carencias en el lado más creativo de flexibilidad a la hora de trabajar en equipo. Por lo tanto, encontrando estos dos grupos en un mismo espacio y tratando de buscar la manera de que existen sinergias entre las generaciones, se puede apreciar un fuerte desarrollo de la innovación dentro de la empresa y esto al final, se traduce en mayor productividad.

La flexibilidad es algo muy apreciado especialmente por las personas que tienen familia, dentro de las cuales destaca el papel de la mujer, y los jóvenes. Quizás porque las generaciones anteriores estaban más acostumbradas al trabajo continuo durante largas horas y ahora, las nuevas generaciones empiezan a preguntarse si es exactamente eso lo que realmente les puede dar la felicidad. Los millennials, son la nueva generación y sabemos que una de las características principales de ellos es que intentan dar prioridad a su propia felicidad y por eso, están empezando a parecer modelos de trabajo como el Smart working, donde la flexibilidad se convierte en el mayor factor de motivación para los profesionales.

Hemos pasado de luchar por una jornada de 8 horas que ahora mismo, se presenta en muchos casos como excesiva. Estamos pasando, sin duda hacia un modelo de gestión que proporcionan más flexibilidad a las personas, sin dejar de cuidar el cumplimiento de los objetivos. Es un tipo de enfoque poderoso no sólo para estimular a las personas a trabajar con mayor motivación, sino también para retener el talento de los líderes potenciales, en mercados que como ya sabemos muy bien, cambian de forma rápida.

La nueva era del talento está marcada por la empatía y la flexibilidad y con un fuerte contenido femenino que claramente será dominante dentro de poco. El mayor desafío al que se están enfrentando las empresas es la lucha por formar y retener talento de alta calidad y por ello debemos cultivar culturas más inclusivas y trabajar en estrategias que promuevan la confianza y la mayor ambición por parte de los jóvenes sin dejar de lado la valoración y el respeto por los veteranos y su gran experiencia.

En algunos países y especialmente en las empresas más grandes, se ha pasado de una jerarquía vertical a un mayor entendimiento entre las personas, dejando un poco de lado los roles o el poder que puedan tener dentro de la organización a lo que se suma la confianza total en los colaboradores de la empresa, dotándoles de una mayor capacidad de decisión sobre su tiempo y su forma de trabajar. Se establecen unos objetivos claros, un proceso de seguimiento de la consecución de dichos objetivos y se da una total o parcial libertad a las personas para elegir en qué momento desea ponerse trabajar para conseguirlos. Toda esta ideología en realidad es un cambio de paradigma muy fuerte, que quizás para las empresas más pequeñas resulta difícil de conseguir. Sin embargo, hay muchas empresas que ya están probando lo con grandes resultados. Lo más importante, es que las personas encuentran tiempo para poder hacer sus cosas personales y trabajar y esto, aunque parezca una paradoja, lo lleva a trabajar mejor, empeñarse más y a buscar siempre trabajos que realmente les gusten y les apasionan, lo que los lleva a ser mucho más productivos.

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10