magnify
formats

Proceso interno de una sanción

Publicado en 25 junio, 2012
Compartir

Cuando una falta es leve la comunicación de la misma se puede hacer de viva voz. Sin embargo cuando nos encontramos ante una falta grave o muy grave esta tiene que ser obligatoriamente comunicada por escrito. En el escrito tiene que aparecer la fecha y los motivos de la sanción, el tipo de sanción que se impone y la efectividad que tendrá la misma. En caso de una sanción muy grave la notificación tendrá que ser al sancionado y a los representantes legales de los trabajadores.

cursorrhh19062012b

creativecommons

En caso de que la sanción sea a un representante de los trabajadores es necesaria la apertura de un expediente contradictorio en caso de que la falta sea grave o muy grave. En estos casos también es necesario que se de audiencia al sancionado y a sus representantes legales. En caso de que no se cumplan todos los procedimientos indicados en estos dos párrafos la sanción es nula en derecho.

Una vez que se ha impuesto la sanción, el trabajador sancionado tiene la posibilidad de impugnar las sanciones ante los juzgados de lo social en los 20 días hábiles que empezarán a contar desde el momento en que la sanción surta los efectos. Ante el recurso el juzgado de lo social puede confirmar la sanción o revocar la misma.

Cuando la sentencia es confirmatoria es porque la sanción cumple con las exigencias de forma, se ha demostrado inequívocamente la existencia de la falta y ha sido convenientemente graduada ya como falta leve, grave o muy grave. En caso de que el juzgado de lo social revoque la sanción es porque o bien no se ha probado la existencia de la falta, se han probado los hechos imputados y estos no constituyen una falta laboral.

Imagen: Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10