Recursos Humanos: por qué se escapa el talento de mi empresa

10/04/2018

Muchas veces damos demasiada importancia a la atracción de talento para nuestra empresa, y los Recursos Humanos dedican gran parte de sus recursos en los procesos de selección. Y, sin embargo, nos olvidamos de la fidelización y de conseguir atrapar a los trabajadores que ya tenemos dentro de nuestra empresa.

Se trata de gestionar el talento y conseguir que se sienta cómodo en nuestra empresa. Que no quiera marcharse a la mínima de cambio, cuando le ofrezcan algo mejor en otra compañía.

Es por eso, que en este artículo queremos mostraros algunos errores en los que caemos dentro de los Recursos Humanos, y que debemos evitar por todo lo alto si no queremos llegar a una fuga de talento:

1.No reconocer el talento

El hecho de reconocer el talento es un punto clave en la retención del mismo. Más si cabe cuando hablamos de los trabajadores más jóvenes o los pertenecientes a las generaciones Millennials y Z, pero en general a cualquier persona le gusta ser reconocida. Y el hecho de no hacerlo puede llevar a que se sientan frustrados.

De esta manera, desde los departamentos de Recursos Humanos debemos buscar programas y otras maneras de reconocer el trabajo de nuestros empleados. Motivarlos y conseguir que se sientan de alguna manera “queridos” dentro de la organización.

En este punto, también es importante conseguir que los trabajadores desempeñen una función acorde con sus habilidades dentro de la empresa. Un trabajo estimulante y en el que se sientan bien, que se adapta a sus características personales y conocimientos.

2. No ofrecer oportunidades para ascender dentro de la empresa

Si no ofrecemos oportunidades para ascender y seguir progresando dentro de la empresa, nuestros empleados se sentirán frustrados y con un techo de cristal en sus cabezas. De esta manera la fuga de talento puede ser enorme.

Así, debemos crear programas de formación continuada, y trabajar las oportunidades para progresar en la carrera profesional, dándoles la importancia que se merecen dentro de la organización.

3. Recursos Humanos: olvidarnos de la flexibilidad laboral

Si somos totalmente rígidos en las jornadas laborales, de nada valdrá todo lo anteriormente dicho. Y es que cada vez los trabajadores dan más importancia a la flexibilidad horaria como única manera de poder conciliar con su vida familiar. O simplemente como mecanismo de escape de una vida en constante movimiento.

Se trata de flexibilizar horarios, de ampliar los horarios de entrada y salida, de confiar en los trabajadores y fijarse más en la producción y productividad que en las largas jornadas laborales.

El hecho de ofrecer la posibilidad de trabajar algún día desde casa también nos ayudará en nuestro propósito para retener talento.

4. Salarios poco atractivos y falta de incentivos

Por último, los departamentos de Recursos Humanos, deberán trabajar en pro de mejorar los salarios de la organización y en generar programas de incentivos para que los empleados se sientan correspondidos. Y aumenten su productividad sabiendo que sus salarios aumentarán también. Hablamos de una fantástica manera de mejorar la motivación dentro de la organización.

 

 

 

Entradas relacionadas

Copyright © UOC X 2018   Aviso legal   Política de privacidad