magnify
formats

Situaciones que inducen al arbitraje obligatorio

Publicado en 3 octubre, 2012
Compartir

Son varias las situaciones que obligan a un arbitraje obligatorio, en este post veremos algunas de ellas. El arbitraje obligatorio se produce cuando es de aplicación el artículo 76 del Estatuto de los Trabajadores en lo que respecta a elecciones sindicales. En los únicos casos que no se recurrirá a ese arbitraje obligatorio es cuando se traten temas de inscripción, de registro de actas electorales, denegaciones en la inscripción y registro de actas electorales.

cursorrhh01102012

creativecommons

Cuando se produzca una reclamación sobre temas electorales se recurrirá en el arbitraje obligatorio en situaciones de: impugnación de las decisiones de la mesa electoral, impugnación de cualquier actuación que lleve a cabo la mesa electoral. También se va a recurrir a arbitraje obligatorio en el momento en el cual se produzca una inexacta correlación entre el número de trabajadores que se encuentran presentes en el acta de las elecciones y el número de sindicalistas que han sido elegidos para un cargo sindical. En estos casos los sindicatos se forman con cursos de psicología.

El arbitraje obligatorio también es perceptivo cuando se encuentra dentro de una de las situaciones que han sido reguladas en la disposición transitoria sexta del Estatuto de los Trabajadores. El arbitraje obligatorio puede ser necesario cuando de lo que se trata es de variar determinados tipos de ordenanzas laborales y no se llega a un acuerdo entre las partes. Cuando el arbitrio obligatorio da lugar a un arbitraje obligatorio, todo el proceso puede llegar de una manera directa a los tribunales. El laudo consiguiente puede dar lugar a un laudo transitorio que puede ser finalmente cambiado por un convenio colectivo entre los representantes de los trabajadores y de los empresarios.

Imagen: Editor B

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10