magnify
formats

Superar la crisis postvacacional

Publicado en 26 septiembre, 2013
Compartir

La crisis postvacacional es el primer tema práctico que tratamos en el curso online de psicologia. Damos una serie de consejos que pretenden orientar para que el regreso de las vacaciones signifique un periodo en el que nuevos proyectos y cambios se lleven a cabo. “Tras el cambio de aires que se produce en verano, la mente está de nuevo preparada para crear, ya que al alejarnos de nuestro día a día habitual podemos ver las cosas desde otra perspectiva”, afirma Gema Pomares, experta en Coaching Educacional de TISOC Coaching.

Claves para centrarse en lo realmente importante y emprender esta nueva etapa con energías renovadas:

  • Agradecer el tiempo de descanso. Disfrutar de unas vacaciones es un enorme privilegio.
  • Intentar mantener algunos de los hábitos de las vacaciones. Conviene hacer una lista con los hábitos que nos han ayudado a estar mejor y tratar de incorporarlos a la rutina habitual: pasear, hacer deporte, estar con amigos etc. Mantener en suma aquello que “nos sienta bien y nos hace felices”.
  • Actitud positiva. Descartar las excusas y los pensamientos del tipo: “se acabó lo bueno, toca esperar un año para volver a disfrutar…” La realidad es que la vida puede ser siempre divertida, lo que determina que lo sea o no es la ACTITUD. Hay que preguntarse cuál es nuestra actitud ante la nueva etapa: ¿Es constructiva o derrotista.
  • Potenciar el cambio exterior para facilitar el cambio interior. De este modo se puede sentir ilusión con la posibilidad de que algo nuevo y estimulante pueda suceder. Acciones como cambiar de sitio los elementos decorativos de la vivienda, despejar la mesa de trabajo, regalar la ropa que se vaya a usar, vaciar cajas llenas de trastos, pueden ayudar a crear espacios vacíos para que entre lo nuevo en la vida.
  • Buscar nuevas formas de hacer las cosas: un nuevo camino para ir al trabajo, un desayuno diferente, una programación de actividades diarias que incorpore momentos para el descanso y el ocio, etc.
  • Fijar nuevos retos para esta etapa: qué nos gustaría aprender, a quién quisiéramos conocer, con quién podemos mejorar la relación, qué hábitos queremos iniciar.
  • Diseñar un plan para los últimos días de vacaciones, de forma que poco a poco se pueda coger el ritmo de vuelta al trabajo o al colegio; recuperar progresivamente los horarios de descanso, de comidas, etc.
  • Atreverse a llenar los días de momentos especiales. Como son nuestros días, así es nuestra vida. Es imprescindible recordar que en las cosas sencillas se puede encontrar mucho placer, siempre que nos encontremos en actitud de disfrute.

En la empresa es responsabilidad del equipo directivo y del departamento de recursos humanos ayudar a los trabajadores a reencontrar su equilibrio interno, para el buen funcionamiento de la organización y mejorar el clima laboral.

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10