magnify
formats

Tipos de indemnizaciones por despido

Publicado en 13 junio, 2013
Compartir

La crisis lleva a las empresas a despedir a más trabajadores que hasta ahora.

La persona despedida debe recibir una carta de despido, en la que tienen que figurar los hechos que lo motivan y a partir de qué fecha tendrá efecto. Con estos datos el trabajador podrá solicitar la cotización por desempleo.

Llega la temida hora del despido y cada trabajador debe conocer sus derechos pro despido en función de las causas que argumente la empresa y del tipo de contrato de trabajo que se tenga firmado.

Según el contrato

El número de días que una empresa debe pagar por año trabajado cuando despide a un trabajador son los siguiente en función del tipo de contrato que se tenga firmado:

– El empleado español con contrato indefinido que es despedido debe ser indemnizado legalmente con una cuantía equivalente a 45 días de salario por año trabajado, hasta un máximo de 42 mensualidades.

– Al trabajador español que tenga un contrato de fomento del empleo le corresponden 33 días por año de servicio.

– El empleado español con contrato eventual o temporal o por obra y servicio tiene derecho a una indemnización de 8 días de salario por año trabajado o la parte proporcional si no se da la renovación, pero quedan excluidos los contratos de interinidad, los de inserción y los formativos. Sin embargo, algunos convenios colectivos suelen mejorar la cuantía de la indemnización aumentando el número de días compensables.

En función del despido:

45 días en caso de que el despido sea improcedente. También son 45 días cuando se produce la resolución unilateral del contrato por parte del trabajador basado en una causa justa en caso de ser indefinido.

33 días por año trabajado en caso de despido objetivo se fuera declarado improcedente y el contrato sea un contrato indefinido incentivado.

20 días cuando se trate de un despido objetivo, despido colectivo o de extinción unilateral del contrato por el trabajador motivado por traslado o modificación sustancial de las condiciones de trabajo. Es decir, esto pasa cuando el despido es procedente por causas objetivas entre las que puede figurar la ineptitud del trabajador, la incapacidad de adaptarse a la empresa o el absentismo laboral. En este caso, el trabajador tendrá derecho a 20 días de salario por año trabajado.

En el caso de los expediente de regulación de empleo (ERES) también corresponden 20 días por año trabajado. Sin embargo, hay que tener cuidado con los ERE´S temporales, ya que no constan de indemnización. Al no ser despedido, la pérdida salarial es compensada con prestaciones temporales al desempleo.

– En caso de dimisión del trabajador, mutuo acuerdo entre las partes o despido disciplinario, el empleado no tiene derecho a indemnización.

Mensualidades máximas a cobrar

También hay que tener en cuenta que existen unos límites máximos para poder cobrar las mensualidades al ser despedido:

– Cuando correspondan 45 días de sueldo por año trabajado, la indemnización no podrá superar las 42 mensualidades.

– Cuando correspondan 33 días de sueldo por año trabajado o contratos indefinidos incentivados, la indemnización no podrá superar las 24 mensualidades.

– Cuando correspondan 20 días de sueldo por año trabajado, la indemnización no podrá superar las 12 mensualidades.

– Los despidos que sean declarados improcedentes podrán cobrar como máximo 12 mensualidades también.

¿Cómo calcular la indemnización?

El resultado de lo que debes percibir como indemnización al ser despedido sale de esta cuenta: Multiplicar los días por año trabajado (45, 33, 20 ó 8) por el salario diario, que se calcula dividiendo por 30 los diferentes conceptos que integran el salario (base, antigüedad y plus de convenio) y sumándole el resultado de dividir el total de pagas extras entre los 365 días del año.

 

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10