magnify
formats

Trabajar la conciliación desde el departamento de recursos humanos

Publicado en 3 marzo, 2017
Compartir

Trabajar la conciliación desde el departamento de recursos humanos es algo que determina cada vez más la permanencia a largo plazo de los trabajadores en una empresa. La flexibilidad horaria, la reducción de jornada en los casos en los que se requiere o el teletrabajo (trabajar desde casa) son algunas de las principales demandas de los trabajadores, que necesitan tener respuestas para lograr el equilibrio entre la vida laboral y personal.

La conciliación es, por tanto, uno de los grandes retos para los profesionales de los recursos humanos, pero ¿cómo lograr el equilibrio?

Trabajar la conciliación: el objetivo del departamento de recursos humanos

La vida de todas las personas se compone de varias esferas: la vida familiar, la personal y la laboral. La conciliación entre ellas es uno de los principales retos para el gobierno y las empresas desde hace algunos años, desde que se demanda igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, flexibilidad para el cuidado de los hijos, etc. Las empresas deben tenerlo en cuenta, porque el porcentaje de las organizaciones que lo hacen ha ido en aumento a pesar de la crisis, lo que asegura que la conciliación, bien aplicada, no tiene por qué suponer una desventaja en la productividad de las empresas.

En Europa se ha avanzado mucho en este sentido. La conciliación y la igualdad de oportunidades están a la orden del día como una apuesta social y democrática que incluye a nuestro país. En el caso de Barcelona, por ejemplo, ya se anunciaba que las empresas que trabajen para el Ayuntamiento deberían garantizar que los empleados puedan acceder fácilmente a la conciliación.

El Consejo de Trabajo CTESC de Cataluña, también ha considerado ampliar los horarios comerciales de acuerdo a la ley de Igualdad de Mujeres y Hombres del año 2015, la normativa europea y la estatal donde dice que “los poderes públicos deben promover la conciliación entre la vida laboral y personal de los trabajadores también en el sector de servicios y comercio” que es donde se suelen encontrar más dificultades para llegar a este objetivo.

Datos sobre conciliación en España

De acuerdo con un estudio realizado por el Observatori Dona Empresa i Economia realizado por la Cámara de Comercio de Barcelona, a mayor tamaño de la empresa, más se aplican las medidas de conciliación. Además, las principales medidas que hasta el momento se han ido adoptando son la flexibilidad de horarios, la reducción de jornada, la ayuda monetaria en especies o dinero y el teletrabajo. Lo único que se redujo fueron las excedencias por curas familiares.

El cambio verdadero se espera que sea más profundo todavía. No se trata simplemente de dar tickets guardería o plantear flexibilidad horaria; sino de mediar entre aspectos que parecen incompatibles, mejorar la cultura de la organización, replantear el estilo de gestión de sus líderes y defender la igualdad de oportunidades en todo momento y situaciones.

Los trabajadores son más productivos cuando las empresas demuestran que confían en ellos y, cuando siendo conscientes de la capacidad de la tecnología para facilitar la conciliación, la ponen al servicio de sus empleados, sin temor a perder el control, basando su decisión en un profundo compromiso de crecimiento a largo plazo. Un crecimiento beneficioso para todos, no solo para el de la empresa.

Existen muchas ventajas de implementar medidas de conciliación

En primer lugar, tener empleados descontentos es siempre más caro que conciliar. Entendemos “conciliar” no como trabajar menos tiempo, sino como aprovechar mejor el tiempo de trabajo.

Las empresas están notando que las ventajas no son solo para los empleados, sino también para las empresas y la sociedad en general. Así, conseguimos aumentar la motivación, reducir la sensación de culpabilidad para con la familia (en especial, los hijos) y reducir el estrés. Todo ello aumenta la productividad, incluso si el trabajador trabaja menos horas al día.

Además, los empleados se sienten más comprometidos con la empresa, son más leales y la defienden de cara al exterior, lo que se traduce en una mejora de la reputación de la misma. La estabilidad y la promoción internas influyen también de forma positiva en el tejido empresarial, reduciendo los costes de la alta rotación o las constantes bajas. En una palabra, mejora la competitividad de las empresas y las ayuda a seguir hacia adelante de la mano de su mayor fuerza: sus empleados.

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10